Es la especialidad que se dedica a recuperar las piezas perdidas, mediante la instalación quirúrgica de un tornillo de titanio dentro del hueso, el cual debe ósteo-integrarse para poder recibir el diente, con el cual el paciente podrá sonreír, comer y llevar un buen estilo de vida.