Es el primer filtro por donde pasan los pacientes. Suelen ser tratadas: gingivitis, dolor, caries, restauraciones en mal estado, infecciones y también abarca tratamientos estéticos, como lo son el blanqueamiento dental, carillas, etc. Hoy en día la gama de tratamientos es muy amplia, y cada vez con menos molestias para el paciente.